EL LIBRO DE LAS MUJERES

LA TIERRA Y LA MUJER (Gabriela Mistral)

Mientras tiene luz el mundo 
y despierto está mi niño, 
por encima de su cara, 
todo es un hacerse guiños. 
Guiños le hace la alameda 
con sus dedos amarillos, 
y tras de ella vienen nubes 
en piruetas de cabritos… 
La cigarra, al mediodía, 
con el frote le hace guiño, 
y la maña de la brisa 
guiña con su pañalito.

Al venir la noche hace 
guiño socarrón el grillo, 
y en saliendo las estrellas, 
me le harán sus santos guiños… 

Yo le digo a la otra Madre, 
a la llena de caminos: 
“¡Haz que duerma tu pequeño 
para que se duerma el mío!”. 
Y la muy consentidora, 
la rayada de caminos, 
me contesta: « ¡Duerme al tuyo 
para que se duerma el mío!».

 

Y llegó otro día importante para celebrar: El día de la Mujer.

Desde el ciclo, se decidió realizar un gran libro (y no sólo por el contenido, sino también por el tamaño) sobre mujeres.

Primera parte: “LA MUJER DE MI VIDA”.

Para ello, y con ayuda de las familias, fueron elaborando unas fichas, que volvían a la clase para ser vividas y compartidas.

¿Desde dónde? Desde el sillón de las cosas importantes. Todos y cada uno de mis niños y niñas, se sentaban y nos contaban quienes eran las mujeres de sus vidas. Y fue así como fueron entrando: abuelas, titas, primas, mamás…

Cuando terminamos, se realizó una exposición en el patio con todos los libros del ciclo. 6 libros que pudieron ser vistos por los familiares.

Segunda parte: “MUJERES PARA LA HISTORIA”

Una mañana, y mientras desde el ciclo, preparábamos la segunda parte del libro sobre las mujeres, Irene Prieto se me acercó y me dijo que tenía que contar algo importante a la clase. Así que se sentó en el sillón y dijo que iba a ir un día al campo para correr.

Enseguida llegaron sus comentarios y pude comprobar que a mis niños y niñas les gustaba correr… ¡y mucho!.

Por ello, les propuse organizar una carrera, y para ello utilizamos nuestro cartel de “Toma de decisiones”   y después de mucho hablar, encontramos la mejor solución: Ir al Estadio Iberoamericano de Atletismo de Huelva para hacer carreras.

En ese momento pensé que estaría muy bien encontrar una viñeta de Tonucci. Y recurrí al libro “Con ojos de niña” de Amparo Tomé y Francesco Tonucci.

“Oye Marina, pero las princesas siempre tienen que ser rescatadas por un príncipe que las salve de los peligros. Yo ya no quiero ser más una princesa, quiero ser una reina. Las reinas decidimos por nosotras mismas y no necesitamos que nos salven”.

(Texto sacado del libro: “Con ojos de niña” de Amparo Tomé y Francesco Tonucci en el capitulo: La ruta de los cuentos y la moraleja)

La viñeta que elegí fue la siguiente.

Entró acompañada de un dorsal, porque la mujer que elegí yo para presentarla al grupo, como una de las mujeres importantes en la historia del deporte, fue Kathrine Switzer la primera mujer en correr una maratón con dorsal. Lo hizo en la Maratón de Boston en 1967, después de lograr inscribirse como KV Switzer, y salir de la meta con el dorsal 261.

Mientras veíamos en nuestra pizarra digital, las impactantes fotos de esta deportista que dieron la vuelta al mundo, hablamos de todo: porque no la dejaban correr como a los chicos, porque un señor la quiso apartar de su carrera, como pudo conseguir el dorsal….

A raíz de esto, les propuse que ellos y ellas, con la ayuda de sus familias, buscaran otras mujeres que se hicieron famosas por algo que hicieron. Y también desde el ciclo, se hicieron unas fichas que se llevaron a casa.

Y volvieron a entrar esas fichas. Y ellos y ellas volvieron a sentarse en el sillón, y nos fueron explicando quienes eran las mujeres elegidas.

Mientras que entraban todas estas mujeres de la mano de mis niños y niñas, les leí el cuento:¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?

“Nosotras no queremos ser princesas. Queremos viajar, jugar, correr y brincar. Y vestir de rojo, de verde o de violeta. Y no somos flores.¡SOMOS NIÑAS!

(Texto sacado del cuento: “¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa? “ Raquel Díaz Reguera)

Y un día en nuestro sillón, apareció esto.

La preciosa canción de Ana Belén “Amigas”, que pasó a formar parte de nuestro libro de canciones.

Se acercaba el momento de realizar nuestra salida al Estadio. Pero antes, decidimos en clase que nos teníamos que poner para correr: gorra, pantalón cómodo, camiseta, zapatillas, y… ¡un dorsal!

¡No podíamos correr sin un dorsal!

Con los números por delante, del 1 al 26, fueron eligiendo su número preferido para el dorsal que llevarían.

¡Por fin llegó el día tan esperado!

 Nos recibieron muy bien en la puerta del Estadio.

A continuación y con la ayuda de las familias, nos preparamos para retirar nuestros dorsales.

Pusieron, en unos cuadros que se habían preparado, su nombre, su número de dorsal… y listo ¡dorsales puestos!

Hicimos muchos juegos, fuera y dentro del Estadio. 

Y nos dimos cuenta que tanto los niños como las niñas, podíamos correr, y que lo hacíamos igual de bien.… Nosotros y nosotras, lo hicimos sin competiciones, correr por correr.

Cuando llegamos a clase, nuestra viñeta salió al pasillo.

Pero yo todavía, les tenía preparada una sorpresa más y pensé que estaría muy bien poner punto y final a todas estas actividades con una mujer y con yoga.

Y es que el yoga desde el curso pasado, está muy presente en la clase y a mis niños y niñas les encanta.

Carmen se prestó enseguida a esta idea, y preparó para mis niños y niñas  una clase muy especial.

Terminamos nuestro libro. Y así nos quedo…

Pero vi un poco injusto que las familias no pudieran disfrutar del libro terminado, así que poco a poco se lo llevan a casa.

El primer afortunado que se lo llevó a casa, lo saqué yo al azar. Los siguientes no.

Seguimos esta rutina:

Después de tenerlo en casa 2 días, vuelve a clase y hacemos lo siguiente:

Vuelven a contarnos quién es la mujer de su vida y la mujer de la historia elegida. A continuación deciden quién se lo lleva. Si es un chico, tiene que elegir a una chica. Y si es una chica tiene que elegir a un chico. La pregunta es muy fácil: ¿Quieres llevarte a casa el libro de las mujeres?

A estas alturas, todavía el libro sigue visitando las casas.

“A todas ellas las conozco. Y como reflejada en un cristal de aumento, en todas me miro y por todas siento devoción”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas recientes

Estadísticas del blog

  • 22,259 visitas
CONTIGO APRENDÍ

El Blog de May Abril

Blog de Catherine L'Ecuyer

El Blog de May Abril

Biblioabrazo

Blog sobre biblioteca escolar y literatura infantil.

A %d blogueros les gusta esto: